¿Cómo llegan los maestros a la escuela? Empatia docente

             En la puerta de la escuela de mi hijo me he detenido a observar

          ¿cómo llegan los maestros a la escuela?

Hay maestros que al llegar a la escuela, nos deslumbran con el cargamento de bolsas repletas de cuadernos, cartucheras inmensas  y coloridos materiales que acarrean en sus brazos .Sonrientes y expectantes por compartir sorpresas, se abren paso rodeados de pequeños secretarios que pelean por llevar sus bolsas.

Hay maestros que al llegar a la escuela  nos impactan con su fuerte presencia, su paso firme , su voz cantarina  y su gracia al saludar a cuanto padre haya en la puerta de la escuela  .Con una actitud segura  y decidida ingresan al nuevo día  .

Hay maestros que al llegar a la escuela  nos sensibilizan al sentir  su cansancio expresado en su rostro agobiado y en sus pasos cansados .Agotados  por enfrentar dos turnos, dos escuelas y  mucho más. Se abren paso y ponen lo que queda de energía para la  nueva jornada.

                                      Pero hay otros maestros  que llegan a la escuela con mucha prisa, a minutos de que toque el timbre .


Lo hacen apurados, con pasos cortos y  rápidos. Además de la prisa  llevan un corazón encendido , al que escuchan  cuando este les  indica detener la marcha para dedicarle un empujón de aliento y confianza a ese alumno que aun siendo agosto continua sintiéndose  “el alumno nuevo” .

Al verlo en la vereda , tan solo detiene la marcha , le sonríe con exclusividad y  le tiende la mano diciéndole “vamos “. Ese simple gesto basta para  que su  alumno  recupere el coraje y confianza  animándose  a entrar.

Estos docentes tal vez no lleguen con cargamentos de fantásticos materiales, o con una fuerte presencia, lo hacen con prisa y latente empatía .

Precisamente cuando la empatía se enciende  su corazón siente y su apuro se detiene. En esos momentos utilizan todos los recursos necesarios para alentar, animar  y hacer sentir a los niños que son capaces de lograrlo.

 Ellos saben que para que haya aprendizajes significativos es necesario que exista una relación significativa, y también su experiencia les mostro que  los niños no aprenden de quien no los quiere. Por eso antes de empezar el día se ocupan de encender los corazones de los niños con ternura  y el convincente mensaje de  “Yo creo que vos podes “

Los docentes  llegan a la escuela de muchas formas distintas pero  cuando lo hacen con empatía nos llenan de gratitud y son una bendición en la vida de nuestros hijos.  Porque cuando lo hacen con empatía es más que suficiente para nutrir de valor el resto sus  vidas.

                                                                                Dedicado a la Seño Mariela, maestra  de tercer grado de mi hijo

 

Views: 290

Comment

You need to be a member of The Future of Education to add comments!

Join The Future of Education

A Learning Revolution Project

Education Quotes & Commentary

Twitter Feed

© 2020   Created by Steve Hargadon.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service